Ad
Ad
Ad
Buenas Noticias

Perdió sus piernas en busca del sueño americano, pero ganó una fortaleza inquebrantable

“En INFOP encontré el conocimiento para administrar mi negocio, como llevar la contabilidad y mejorar la atención al cliente lo que ha hecho que logre mantenerlo” Mary Isabel Salgado, una emprendedora que cumple sus sueños en Honduras.


 

Con un empleo que solo le alcanzaba para el diario vivir y cinco hijos que mantener, esta madre soltera, como lo han hecho miles de hondureños más, tomó la decisión de lanzarse hacia una travesía desconocida en busca del futuro prometido.

Pero al llegar a México sus planes tomaron un vuelco inesperado, la emoción de Mary por tocar el sueño americano crecía a la velocidad del tren de los inmigrantes, pero súbitamente, “la bestia” le arrebató algo más que aquella expectativa: sus piernas

Después de permanecer en aquel país por un largo y difícil período de tratamiento y recuperación, regresaba a su tierra natal, donde había dejado lo realmente valioso que tenía, por seguir esa engañosa ilusión que también ha arrastrado a otros compatriotas hacia la tragedia.

Pero Mary Isabel, a cambio de la pérdida de los miembros inferiores de su cuerpo, ganó una fortaleza inquebrantable “realmente no me importa haber perdido mis piernas porque eso no me impide nada, si tengo la voluntad de seguir, puedo hacerlo todo”

A veces es necesario pasar por experiencias difíciles para descubrir nuestras capacidades y el verdadero valor de la vida y eso me ocurrió a mi”

expresa mientras una amplia sonrisa invade su rostro de rasgos aguileños, dejando al desnudo la alegría propia de quienes aman la vida.

Confiesa que antes se frustraba o derrumbaba fácilmente pero después de lo que pasó, su actitud cambió totalmente, viendo la nueva oportunidad que tenía y en vez de preocuparse por cosas insignificantes, buscó la forma de superarse.

Perdió sus piernas en busca del sueño americano, pero ganó una fortaleza inquebrantable

 

 

 

A su retorno la migrante comenzó a ganarse el sustento con una venta informal y poco a poco, con esfuerzo propio y apoyo de su familia, logró un negocio mejor y así sucesivamente, pero se dio cuenta que aunque resultaban rentables por un tiempo, luego fracasaban.

Fue así que concluyó que el principal factor de esto, era la falta de asesoría para manejarlos, por lo que acudió a las instituciones que podían facilitarle la capacitación para continuar en pie con su emprendimiento.

Su iniciativa de buscar asistencia la llevó al Proyecto “Amigo del Migrante” de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias AHIBA que en conjunto con INFOP y otras entidades le brindaron las herramientas para convertirse en una exitosa empresaria.

Perdió sus piernas en busca del sueño americano, pero ganó una fortaleza inquebrantable

Mary Isabel es ahora una mujer feliz, propietaria de un próspero negocio, que le permite disfrutar de la vida junto a sus dos hijos menores, su nieta y su futuro esposo.

El Gobierno de Honduras es el primero en priorizar la inclusión laboral de las personas con discapacidad y en ese sentido se realizan diversas acciones que les permitan hacer realidad sus sueños, como en el caso de Mary Isabel.

Perdió sus piernas en busca del sueño americano, pero ganó una fortaleza inquebrantable

Buenas Noticias Honduras

Comentarios

comentarios

Noticias positivas de Honduras