Ad
Ad
Ad

Con lágrimas, sonrisas y abrazos reaccionó ayer Gladys Yolanda Borjas (53), luego de sufrir cinco años de sordera y volver a escuchar el “eco de sus palabras”, al recibir el primer implante de cóclea o cámara auditiva, realizado por dos médicos hondureños.

La cóclea es una estructura en forma de tubo enrollado en espiral, situada en el oído interno, que forma parte de sistema auditivo y en su interior está el órgano del sentido de la audición.

“Me siento de lo más agradecida con Dios y con la virgen María, porque que siempre me estuvo acompañando”, dijo la paciente, oriunda de San Pedro Sula, mientras secaba sus pupilas que se humedecían por la alegría.

Yolanda Borjas tuvo una sordera súbita debido a una otoscleorosis, que es una enfermedad muy común transmitida genéticamente que genera disminución auditiva de grado variable en los pacientes.

La cirugía se le efectuó el 28 de agosto, pero el aparato electrónico se activó un mes después en el Medical Center, por el otorrinolaringólogo  Jesús Aguilar Paredes y la audióloga colombiana, Nora García.

“A ver si podemos crear una fundación para todos los pobres que no pueden comprar un implante”, manifestó la paciente luego de su operación.

ESPECIALISTA

Por su parte, el especialista Jesús Aguilar Paredes expresó que ya se han hecho 16 implantes de cóclea en Honduras, pero por primera ocasión dos médicos del país realizaron la cirugía.

Yolanda volvió a escuchar tras cinco años de sorderaEn la mayoría de los centros asistenciales el precio del aparato y la cirugía tiene un valor de  40 mil dólares (unos 800 mil lempiras) por cada paciente, expresó el galeno.

Sin embargo, el médico indicó que pretenden organizar una fundación para ayudar a todas las personas con problemas de sordera que necesiten un implante.

Con la ayuda del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y Hospital Escuela Universitario (HEU), “nosotros podemos poner nuestro trabajo para que el costo de la cirugía sea mínimo, ya que la limitación siempre es financiera”, subrayó el médico.

“Es una emoción verla feliz, porque volvió a ser una persona liberada de esa presión; ella tenía depresión y que vuelva a recuperar un oído ya es bastante”: Cristian Borjas, hijo de la paciente recuperada.

Fuente: Tiempo.hn

Buenas Noticias Honduras

Comentarios

comentarios

Author

Noticias positivas de Honduras